BRINDANDO SOBRE LOS ESCOMBROS

Entrada destacada

PERIODISMO DUTY FREE Y ANIMALES SUELTOS

Aquí están los periodistas a los que la DAIA les pagó un viaje a Israel en marzo 2018. El más alto en esta foto (bajo la leyenda "...

sábado, 16 de noviembre de 2019

EL SINUOSO VUELO DEL PÁJARO JUAN JOSÉ SALINAS: DE COLUMNISTA DE NUEVA SIÓN A VOCERO "NO OFICIAL" IRANÍ.


Voy a revelar seguidamente, y con (sobre)abundancia de constancias documentales, parte de los graves embustes, falsificaciones y operaciones con que el autor del blog "Pájaro Rojo" viene confundiendo a muchos desprevenidos compañerxs.    
Y también me referiré a los concretos intereses a los qué responde.  Sin ambigüedades.
Así lo haré por motivos vinculados a la lucha por verdad y justicia.   Y también por motivos personales que consigno al final de este artículo.
Que tiene por propósito responder la nota que publicó en "Pajaro Rojo" el 11 de noviembre de 2019.    
LAS MENTIRAS DE UN OPERADOR, DESENMASCARADAS
Juan José Salinas, “El Pájaro”, publicó en estos días una tardía réplica  ( http://pajarorojo.com.ar/?p=44586  )  a mi nota "UN PÁJARO Y UN NIDO DE NAZIS" publicada HACE UN AÑO!,  el 2 de noviembre de 2018   https://lacausamia.blogspot.com/2018/11/un-pajaro-y-un-nido-de-nazis.htm) .   
En el copete,  dice  que lo hace “a desgana, obligado por las circunstancias, sabiendo que es gastar pólvora en chimangos, en momentos en la Patria Grande arde (SIC).   
Oculta cuáles son “las circunstancias” que ahora le "obligan" a tratar de desautorizarla… un año después!.  

La razón de esta irrupción obligada de Salinas no es mi artículo del año pasado sino, claramente, la nota que publiqué en estos días (que elude siquiera mencionar),  con documentación y exclusivos y muy contundentes videos del juicio, en cuyos tramos quedan expuestos algunos de los más oscuros secretos de la causa AMIA:  la relación entre la SIDE y los iraníes sospechados de integrar la red criminal, a los que Salinas defiende a cómo de lugar (http://lacausamia.blogspot.com/2019/11/sospechosos-iranies-protegidos-por-la.html  )

SIGUE:


Y esas “circunstancias” persas a las que se debe, le obligaron a denostarme sin siquiera referirse a los reveladores videos del juicio por encubrimiento,  dónde tanto Cristina Kirchner, como la querella de APEMIA y el abogado José Ubeira, comparten la misma hipótesis contra los amigos iraníes del Pájaro .  En esos videos exclusivos se refieren pruebas concretas de episodios gravísimos sobre la integración de una red de encubrimiento recíproco entre fuerzas de seguridad argentinas y miembros del cuerpo diplomático iraní. 

Vayamos al grano.    
Pero antes de tratar,  documentadamente,  las increíbles mentiras y los abruptos volantazos que muestran para dónde está jugando Salinas desde que buscó contacto con la embajada persa,  un par de renglones sobre la reiterada utilización del término “sionista” por parte de Salinas,  en títulos y tuits,  a modo de señalamiento.


Salinas fue columnista del periódico “Nueva Sión” durante largos años.  Y lo fue en 1999 y 2000,  años en que fui por segunda vez director del medio,  cargo por el que cobraba un módico sueldo.  Salinas,  en cambio,  colaboraba gratuitamente, y sin ninguna obligación. Por vocación, supongo.   Con una línea editorial que jamás objetó, ni consideró contradictoria con sus ideas.     Por el contrario,  como demostraré en esta misma nota,    Salinas pregonaba lo que ahora denuesta.     Siguió haciéndolo varios años más,  luego de mi renuncia. 

Uno de los primeros directores de “Nueva Sión” fue Jacobo Timerman,  y pasaron por sus páginas una larga lista de periodistas,  la mayoría judíos,  y muchos otros que no lo eran,  como el fallecido Héctor Ruiz Núñez, Enrique Vázquez, Carlos Brocato y tantos más, fuera del propio Salinas.   El nombre del periódico,  un tanto vetusto y que muchos quisieron cambiar,   viene desde su fundación en 1948.  Sión es el nombre de la colina sobre la que se yergue Jerusalén.      
El año pasado,  se realizó en la Cámara de Diputados de la Nación un homenaje a los setenta años de su fundación,  promovido por el diputado Daniel Filmus:



La "crasa mentira"
Dice ahora Salinas sobre mi nota del año pasado:    
"La inició con una crasa mentira: que en mi último libro La infAMIA elaboré una «nueva tesis» que sostendría «que el atentado a la AMIA fue realizado por israelíes que contaron con la complicidad de empleados judíos y otros miembros de la mutual».

Esta frase sintetiza un perverso recurso empleado sistemáticamente por Salinas:  negar lo que escribió. Lo hace en la razonable creencia de que nadie se tomará el fatigoso trabajo de leer sus parrafadas.

La única forma de confrontar esta esquizofrénica desmentida de Salinas,  es pegando algunas imágenes de su Infamia,  que claramente demuestran que sí escribió lo que pretende disimular, y muestran cuál es el interesado eje de su nueva tesis.  Y  -por si quedara alguna duda-  ese contenido fue reforzado con los mensajes con los que convocó a la presentación de su libro.
Veamos.


Cualquier joven que haya vivido en Israel tuvo que cumplir con una larga prestación de servicios en el ejército.  Y en la Guerra del Golfo,  donde cayeron misiles en Israel,  fue movilizada toda la población.    Pero como la telefonista Lucía faltó el 18 de Julio y no murió en el atentado a la AMIA (a diferencia de su compañera de escritorio),  Salinas la presenta como sospechosa.

Lo mismo hace respecto de algunos dirigentes comunitarios que en esa mañana estuvieron en Radio Jai y luego se demoraron en un café, en lugar de ir a la AMIA.   Si así lo hicieron,  es porque sabían que habría un atentado,  el que dejaron tranquilamente perpetrar.  


La corroboración que necesita,  Salinas la encuentra con el fanático antisemita Petrosino,  el mayor experto en estos temas según el autor de la Infamia  (los antecedentes del experto pueden repasarse aquí:   https://lacausamia.blogspot.com/2018/11/un-pajaro-y-un-nido-de-nazis.html )







Como es de público y notorio conocimiento,  por aquellos años  -y también en la actualidad-  lo excepcional es la permanencia de los presidentes de DAIA y AMIA en la sede comunitaria.  Sus titulares se ocupaban cotidianamente de sus negocios, casi todo e tiempo en su oficinas (Crupnicoff de su agencia de viajes,  y Beraja de su banco) de sus propias empresas.  Más aún:  la sede del Banco Mayo (de nefasta historia. Ver mi nota https://lacausamia.blogspot.com/2019/07/banco-mayo-y-encubrimiento-de-amia-la.html ) se había constituido en el lugar de peregrinaje de clubes, escuelas, templos y demás instituciones judías para pedir favores de Beraja, quien allí atendía.  Pero si esa mañana de lunes no estuvieron en la AMIA, ¿qué otra prueba se necesita de que lo hicieron para habilitar que masacren a cerca de un centenar de personas de su comunidad...?.

Pasé un cuarto de siglo denunciando el rol encubridor de la dirigencia comunitaria (ver por ej. : (https://lacausamia.blogspot.com/2017/11/asi-encubrio-la-daia-videos-exclusivos.html ; https://lacausamia.blogspot.com/2015/09/daia-y-encubrimiento-en-el-lugar-de.html ; https://lacausamia.blogspot.com/2016/12/alef-network-el-encubrimiento-televisado.html , también en medios nacionales, y centenares de notas e intervenciones radiales y televisivas más,  con un costo personal, laboral y económico muy duro). Pero eso no me lleva a hacerle el juego a personajes como Salinas.

Lo mismo hace con la socióloga Beatriz Gurevich,  que canceló una reunión del grupo "Testimonio" para ese lunes 18 de julio de 1994 a la mañana (grupo que era además integrado por Carlos Escudé,  Natalio Botana, y una cantidad de intelectuales e investigadores).  Si la canceló y se salvó,  por algo será,  considera Salinas    Ya nos hemos referido con Jorge Elbaum a esa canallada en:  https://lacausamia.blogspot.com/2018/10/el-pajaro-oscurece-sus-plumas-apuntes.html .

Pero Salinas,  en su última nota ( http://pajarorojo.com.ar/?p=44586 ) con un volantazo mendaz trata de disimular estos disparates que se contradicen con todo lo que escribió por años y años.  Disparates que, cabe pensar (y luego ahondaremos),  escribió por encargo. Y me reprocha:     "La inició con una crasa mentira: que en mi último libro La infAMIA elaboré una «nueva tesis» que sostendría «que el atentado a la AMIA fue realizado por israelíes que contaron con la complicidad de empleados judíos y otros miembros de la mutual».       

Salvo que las fotos de arriba sean de un libro de otro autor (y no lo son),  no estaríamos ante "una crasa mentira" sobre su arrojada sospecha de complicidad de judíos argentinos en la masacre.      Y respecto de la acusación de participación de israelíes en la realización del atentado,  basta visualizar la convocatoria difundida por el propio Salinas:  





     
Sigamos con MÁS MENTIRAS DE SALINAS
No se vayan,  que falta lo mejor:

PROTEGIENDO IRANÍES.
En mayo de 2015, el periodista Mauro Federico viajó a Teherán y pudo realizar una tensa entrevista al ex canciller iraní, Alí Akbar Velayati,  uno de los acusados por el atentado a la AMIA.   Nota que tuvo un momento absolutamente revelador,  que puede apreciarse en el fragmento de video que sigue. 


Después que el ex canciller iraní dice “recomendamos a la Argentina que no se convierta en instrumento de los sionistas”, y repite el término sionistas casi con la misma frecuencia que Salinas, vino la pregunta de Mauro Federico con relación al atentado a la AMIA



¿Usted estaría dispuesto a declarar, a testimoniar en el juicio como se pidió en el memorándum de entendimiento entre Argentina e Irán?”.



La ofuscada réplica del iraní fue: 

¿Ustedes estarían dispuestos a que los funcionarios argentinos que actuaron contra el acuerdo con Irán y dejaron de vender el uranio enriquecido al 20% sean juzgados aquí por violar el acuerdo de vender uranio?. Argentina no está en posición de interrogar a los funcionarios de un país independiente. Que Argentina no pueda garantizar su seguridad interna no tiene que ver con otro país”. 

Hagamos una pausa aquí para sopesar el increíble entredicho transcripto, que vamos a ver.   De "motu proprio" y sin que nadie se lo pidiera, Velayati puso en pie de igualdad el incumplimiento nuclear argentino con el atentado a la AMIA:



Velayati mostró que si alguien le reclama por AMIA, él reclama por el incumplimiento nuclear. Y que, aún actualmente,  quisiera someter a juicio a los responsables de ese incumplimiento.

Ese notable intercambio fue lo único relevante de la entrevista.  Luego,  cada quien podrá darle la interpretación que prefiera.  Pero el canciller iraní al momento del atentado se refirió espontáneamente al nudo de lo discutido.  Y no quedó bien parado,  dejando lugar al mismo tipo de especulaciones planteadas taxativamente por José Ubeira aquí:  http://lacausamia.blogspot.com/2019/11/sospechosos-iranies-protegidos-por-la.html

Entonces,  en su defensa y para su libro, una vez más  SALINAS MIENTE.    Y escribe lo que sigue en la foto de abajo.  Sabrá disculpar el lector la abundancia de imágenes de notas que aquí se incluyen,  pero es el único modo de contrastar a quien sistemáticamente miente,  negando haber dicho cosas que sí dijo,  incluso estando publicadas en libros y medios gráficos.    En "la Infamia",  Salinas modifica la real entrevista de Mauro Federico y oculta el traspié de Velayati:   

¿Queda alguna duda sobre los patrocinadores de Salinas?.

El sociólogo y periodista Jorge Elbaum se refiere al caso Salinas en su muy recomendable libro "Efecto Nisman. Los usos políticos de una muerte".   Un trabajo indispensable para comprender el capítulo argentino del lawfare,  pero también para advertir sobre el aprovechamiento del caso por operadores variopintos.

Y menciona un antecedente imprescindible para entender el viraje de Salinas:   su búsqueda de obtener "unos pesos" de los iraníes,  tal como reprodujimos en la nota (https://lacausamia.blogspot.com/2018/10/el-pajaro-oscurece-sus-plumas-apuntes.html)

Allí con Jorge Elbaum consignamos:

"El inicio cronológico de la escritura del libro de Salinas es coincidente con una oferta realizada por él mismo a las autoridades iraníes. Este hecho quedó expuesto en una de las grabaciones autorizadas por el juez Canicoba Corral en relación con las investigaciones del atentado, que fueron difundidas tras la lamentable denuncia de Nisman y su posterior muerte:

Alejandro Khalil: Bueno, ¿qué me querías comentar hoy o decir?
Luis D'Elía: No…, vino a verme Juan Salinas.
Alejandro Khalil: Juan Salinas, sí.
Luis D'Elía: ¿Qué opinión tenés de él?
Alejandro Khalil: Y... creo que cambió un poquito Juan.
Luis D'Elía: ¿Está mejor?
Alejandro Khalil: Positivo. Sí, sí, sí.
Luis D'Elía: Tiene un material interesante.
Alejandro Khalil: Creo que me comentaste algo.
Luis D'Elía: Y quiere ver si interesa. Yo le dije le voy a preguntar a Yussuf. Sí Yussuf está de acuerdo vamos a verlo a quien vos sabés.
Alejandro Khalil: Sí, sí, sí. Está muy bien. Sí… sí. “

Cuando Salinas fue consultado sobre el particular, no desmintió el contenido de ese intercambio. Sólo lo imputó a la tramitación de “unos pesos” para hacer “un documental” que finalmente no prosperó  (https://www.lanacion.com.ar/1762574-lo-fuimos-a-ver-a-delia-para-ver-si-queria-poner-unos-pesos-para-un-documental-del-atentado-a-la-amia ). Pero dado que Salinas “cambió un poquito”, los servicios ofrecidos a los contactos iraníes parecieron haber sido de suficiente interés como para reconfigurarse en formato de publicación gráfica".    



A raíz de la discusión que Salinas tuvo con Elbaum por el tema,  Salinas agregó algo más:




Nadie le había atribuido ir a visitar la Embajada de Irán.  Aunque era obvio. 


MÁS MENTIRAS DE SALINAS.   LAS PRUEBAS DE QUE PREGONABA LA "PISTA SIRIA", E INCLUSO INCULPABA A HEZBOLLAH
Hasta "descubrir" que fueron israelíes en connivencia con judíos argentinos los autores del atentado,  Salinas produjo kilómetros de notas apuntando a la pista siria.  Y al jeque T´faili de Hezbollah.    La mayoría de esos artículos, fueron publicados en "Nueva Sión".   Para no agotar al lector, y por razones de espacio,  no citaré más que un reducido número, y me remito al contenido de este muestrario.    
En una de tantas notas de tapa, bajo mi dirección,  sostuvo que Ruckauf protegíó a los principales sospechosos,  Nassif Haddad y Kanoore Edul:

















Muchas de esas notas de tapa referidas al atentado fueron sobre la pista siria y las promesas incumplidas de Menem, como esta de diciembre 1999:


O su continuación en diciembre de 1999,  con estos reveladores párrafos.  En el segundo fragmento, "Los primos" (que fue recuadro de la nota)  apuntaba contra el jeque de Hezbollah T´faili,  de quien aseguraba era pariente el médico de Menem "Alito" Tfeli:




En enero de 2000,  fue más allá aún:  aseguró que el viaje de Menem a Siria  "meses después del atentado", fue "para tratar de asegurarse que un crimen semejante no volvería a repetirse". Y volvió a señalar a la "facción de Hezbollah sospechada por el atentado a la AMIA":   

Salinas hizo foco en los problemas de Menem con Hezbollah, volviendo a señalar a un sector de esa organización con relación al atentado.

Siempre poniendo el ojo en el jeque T´faili,  pariente de Tfeli:


En más de una ocasión,  tomó como referente al fallecido maestro de periodismo Rogelio García Lupo.  En especial,  respecto de la hipótesis que sostuvo García Lupo unos meses después del atentado:  la investigación se trabaría porque involucraba a los sirios del entorno de Menem, como efectivamente sucedió.  Casualmente,  esa fuerte y certera aseveración,  García Lupo la hizo en una mesa redonda en la que participé.   En la foto: a la izquierda de García Lupo, los periodistas Sergio Kiernan y Joe Goldman.  A la derecha, quien esto escribe.   


Las "relaciones entre dirigentes de Hezbollah y menemistas desencantados", fueron también abordadas por Salinas. Enero 2000:

     

Yo renuncié a la dirección del periódico en el año 2000.  Salinas siguió colaborando en meses y años posteriores "con el periódico sionista".

No tengo tiempo ni ganas de buscar más  (que sin dudas,  hay).   Para cerrar el punto,  una nota suya de agosto 2002:




ES TAMBIÉN PERSONAL
Salinas suele atacar a cualquiera que se interponga en su "teoría".   Así por ejemplo,  trató de "candado-garante del encubrimiento" a Alejandro Rúa,  ex titular de la Unidad AMIA,  y actual socio de Graciana Peñafort:

Pero conmigo en particular, desde que cambió de rumbo y comenzó a oficiar de defensor de los iraníes, comenzó un trabajo de desacreditación sobre mi persona y mis escritos, que incluyó una campaña de tags o "palabras clave" para los buscadores de internet,  de modo que una búsqueda de mi nombre remitiera en todos los primeros lugares a su blog "Pajaro Rojo"Cosa que seguramente volverá a hacer,  para intentar desviar la consulta a la fuente, a notas como esta, y seguir tergiversando alegremente e inventando a diestra y siniestra.  

Fui dejando pasar,  sin respuesta,  hasta que leí su Infamia.  Allí escribe sobre mí que no cuento la verdad que él propugna porque  "su medio de vida no es el periodismo. Lutzky es un abogado especializado en marcas y patentes y la mayoría de sus clientes son empresarios judíos.  Perdería a muchos de ellos si siguiera profundizando en quienes fueron los asesinos, sus instigadores y motivaciones” Y que seguramente mi libro "La Explosión" es fruto de aportes de la ex SIDE y el Mossad.     Fuera de que no tengo clientes empresarios judíos -y libros míos como "Brindando sobre los Escombros. La dirigencia judía y los atentados:entre la denuncia y el encubrimiento" no han contribuido a acercarlos-  y de que el único servicio de inteligencia que trato de cultivar es el de la mente,  esa basura que malintencionadamente puso en un libro para tratar de mancharme y así quitar entidad a mis investigaciones,  me agravia e injuria personalmente.    Y ello motivó mi reacción,  junto con la falta de respeto que es esa Infamia en su conjunto. 

Para concluir:  son tantas las mentiras por renglón de la nota de "Pájaro Rojo" (diálogos inventados, atribución falsa de contenidos,  etc.),  que ya no da para más.   Sin ser central,  contesto el insólito argumento de que yo no habría sentado públicamente posición frente al kirchnerismo:   lo hice tempranamente,  defendiendo abiertamente a Néstor Kirchner en mi librito "Caso AMIA- La Deuda Interna" publicado en Julio de 2003,  a menos de dos meses de su asunción  (ver capítulo "El Huracán Kirchner"),  y a partir de allí en cuanta oportunidad se embistió contra Néstor y Cristina Kirchner en este tipo de temas, como sabe cualquiera que haya seguido mis intervenciones.

También acusa en http://pajarorojo.com.ar/?p=44586 mi pretendida defección frente al rol de la Policía Federal. Baste recordar que con la periodista Miriam Lewin escribimos un libro entero sobre la infiltración de un agente de los servicios de la Federal en la comunidad judía y el papel de la institución en los atentados ("Iosi, el espía arrepentido"), que Horacio Verbitsky ponderó así:
https://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/1-76003-2016-01-03.html . 

También lo elogiaron otros respetados periodistas como Marcelo Larraquy  (https://www.clarin.com/resenas/miriam-lewin_0_Bk1e7dpODXx.html ) y Jorge Urien Berri  (https://www.lanacion.com.ar/opinion/un-aporte-a-la-causa-amia-nid1866159 ).     Al pie de la nota de Urien Berri,  aún luce el infaltable comentario del consultor experto de Salinas, Petrosino:
(...)

En resumen:  no se trata de una "polémica",  sino de demostrar la mendacidad y mala fe de un operador.   


  
   




1 comentario:

  1. Con esta pormenorizada aclaración, Horacio, el señor pájaro debería volar a Teherán. Son tan claros y contundentes tus evidencias, pruebas y argumentos que Salinas --si tuviera un poco de dignidad-- debiera abandonar las teclas del periodismo para pedir disculpas y luego dedicarse a la horticultura. A esta altura es evidente que de el ave carece de la más mínima rojicidad. Más bien expone sus delirios y embustes en formato endeble de financiamiento non-sancto. Jorge Elbaum

    ResponderEliminar