BRINDANDO SOBRE LOS ESCOMBROS

Entrada destacada

PERIODISMO DUTY FREE Y ANIMALES SUELTOS

Aquí están los periodistas a los que la DAIA les pagó un viaje a Israel en marzo 2018. El más alto en esta foto (bajo la leyenda "...

lunes, 3 de octubre de 2016

LA CENSURA QUE DERRIBÓ UN CANAL


El primer programa de la dirección de noticias del canal de cable ALEF NETWORK fue emitido en 1995,  días antes del primer aniversario del atentado contra la AMIA.    Incluyó un fragmento del discurso del presidente  Menem en que dijo  “quiero pedir perdón por este lamentable episodio”  (el  “lamentable episodio” fue la masacre de la calle Pasteur).  En estudio,  el periodista Sergio Kiernan le preguntaba a Diana Malamud si ella pudo perdonar. La categórica respuesta fue que no,  que “falta voluntad política para que esto se investigue” y que  “los poderes son sordos al reclamo de justicia”.   El programa seguía con imágenes de Plaza Lavalle y Memoria Activa,  donde el fiscal Strassera afirmaba:  “venimos a pedir algo muy difícil en la Argentina de hoy: justicia”.   En la mesa de debate,  Joe Goldman  (coautor del libro “Cortinas de Humo”) hablaba de la conexión local y el Dr. Raúl Zaffaroni se refería a la “sensación de defraudación y de estafa” con relación a las promesas de seguridad por parte del Estado.      Una nota mostraba a Jorge Lanata explicando la facilidad para conseguir explosivos en nuestro país.          El diario “La Nación”,  en su edición del 22 de julio de 1995,  destacó con gran titular y a media página que en esa emisión de Alef Network,   el ministro Corach reconoció la existencia de una conexión local.

domingo, 2 de octubre de 2016

CENSURA SOBRE LOS ESCOMBROS (o "LA ENTREGA DE LA DAIA")

Los Dres. Ricardo Gil Lavedra.  Luis Dobniewski,  León Arslanian y Horacio Lutzky (de izq. a der.) en la sala de reuniones de AMIA,  a fines del año 2001.  La exposición del convocante Dobniewski apuntó a desautorizar las críticas al juez de la causa AMIA Juan José Galeano,  solicitar apoyo de notables para seguir sosteniendo la fraudulenta y tambaleante causa AMIA,  y a reclamar que todas las comunicaciones de la mutual se orienten en ese sentido. Tras ello, y ante la falta de respaldo del presidente de AMIA,  renuncié al cargo de coordinador de prensa y vocero de la causa que logré ocupar durante unos pocos meses.