BRINDANDO SOBRE LOS ESCOMBROS

Entrada destacada

PERIODISMO DUTY FREE Y ANIMALES SUELTOS

Aquí están los periodistas a los que la DAIA les pagó un viaje a Israel en marzo 2018. El más alto en esta foto (bajo la leyenda "...

martes, 16 de julio de 2019

BANCO MAYO Y ENCUBRIMIENTO DE AMIA. LA MEMORIA NO PRESCRIBE


"Clarín",  27 de mayo de 1996



El 10 de abril de 1996 se realizó una negociación clandestina entre el entonces juez Juan José Galeano y el preso Carlos Telleldín para que éste último cambiara sus declaraciones anteriores relativas a la Trafic cuyo fragmento numerado de motor fue irregularmente hallado entre los escombros de la AMIA,  e inculpara a unos policías bonaerenses,  a cambio de una coima de más de  US400.000,  desviando así la investigación.

Galeano grababa con cámaras ocultas instaladas en el juzgado esa tarea preparatoria de los delitos de peculado, prevaricato y encubrimiento por los que el juez fue luego destituído, y condenado a pena de prisión.  El video de la negociación del soborno para obtener una declaración falsa (con la que se logró torcer la pesquisa) fue exhibido reservadamente por Galeano al titular de la DAIA (y del Banco Mayo) Rubén Beraja,  con quien compartía los avances de la maniobra.

Así fue que se cerró el acuerdo:   el 5 de julio de 1996,  con Telleldín en el despacho de Galeano,  la SIDE comandada por Anzorreguy le pagó la mitad de esa suma convenida a la esposa de Telleldín,  Ana Boragni,  y ésta se lo confirmó en el momento por celular,  tras lo cual Telleldín declaró y firmó lo que que el gobierno y el juzgado le pidieron. Allí nació la falsa pista de los policías bonaeresenses,  con la que el menemismo y sus aliados locales e internacionales mantuvieron la causa AMIA orbitando en torno a una hipótesis falsa.  Bien lejos de los perpetradores,  sus cómplices y encubridores.

Justo en medio de las dos fechas mencionadas (la del video, 10 de abril de 1996, y la del efectivo pago,  5 de julio de 1996),  es decir,  en plena época de desarrollo de la mayor estafa procesal de la causa AMIA,  el Banco Mayo y Presidencia de la Nación anunciaron el lanzamiento de un proyecto conjunto.   



Como muestra la nota del diario "Crónica" del 23 de mayo de 1996 que luce abajo,   el lanzamiento de esta iniciativa de Presidencia de la Nación con el Banco Mayo se hizo en un concurrido acto en la propia Casa Rosada, con más de 400 personas que "inundaron no solo el Salón Blanco sino el Salón Sur".  En esa festiva oportunidad, no habló el presidente Menem como se esperaba,  pero sí lo hizo el vicepresidente Carlos Ruckauf,  quien fuera ministro del Interior al momento del atentado a la AMIA,  responsable de las muy sospechadas fuerzas de seguridad.
 
 "Crónica",  23 de mayo de 1996

De modo que en las mismas semanas en que desde la SIDE y lo más alto del poder se organizó con el juez el pago ilegal a Telleldín para desviar la investigación del atentado a la AMIA, y mientras Beraja respaldaba a Galeano en el país y en el Exterior,  el banco del titular de la DAIA abrochaba sus acuerdos con el gobierno de Menem.

Más adelante, en particular entre setiembre y octubre de 1998,  el Banco Mayo de Beraja y Cía. recibió ingentes cantidades de dinero en redescuentos del Banco Central.  Esos millones fueron rápidamente derivados a personajes y empresas del entorno del titular de la DAIA, produciéndose así el vaciamiento y quiebra del banco.   Particulares fueron perjudicados en unos 200 millones de pesos-dólares y el Estado en 300. 
 
La "asociación ilícita liderada por Beraja",  según acusó la fiscalía:
En el día de hoy se dictó el fallo del Tribunal Oral Federal Nº 3 que consideró prescripto el delito de "administración fraudulenta" por el largo tiempo transcurrido, y no verificada la asociación ilícita.   No se conocen los fundamentos de la resolución,  que se difundirán recién en el mes de setiembre:   https://www.infobae.com/politica/2019/07/16/absolvieron-a-ruben-beraja-y-otros-acusados-por-la-quiebra-del-banco-mayo/
El fiscal había solicitado siete años de prisión para Beraja y penas diversas para una docena de acusados por la quiebra y vaciamiento del banco:

 (https://www.fiscales.gob.ar/criminalidad-economica/se-conocera-el-proximo-martes-el-veredicto-en-el-juicio-por-el-vaciamiento-del-banco-mayo/  consulta del 16 de julio 2019)

En similar sentido, la Cámara de Apelaciones en su momento reseñó:
“Las maniobras que el juez les imputa a los procesados habrían consistido en: (...); b) el manejo y/o administración que se hizo del dinero que, por una suma aproximada de U$S 300.000.000.- fuera otorgada por el Banco Central de la República Argentina al Banco Mayo Coop. Ltdo., en concepto de asistencia financiera por iliquidez -redescuentos-, durante los meses de setiembre y octubre de 1998; c) la elevada asistencia crediticia y/o financiera que el Banco Mayo Coop. Ltdo. otorgó - particularmente, en los últimos meses de su funcionamiento en plaza- a personas físicas y/o jurídicas que fácticamente resultarían vinculadas a la entidad; (...) Los aportes en concepto de adelantos por iliquidez transitoria se encuentran acreditados por el informe pericial glosado a fs. 3879, en el que sobre el particular se consigna que,“la asistencia financiera por iliquidez para el período comprendido entre el 03/09/98 y el 8/10/98 inclusive ascendió a $ 298.600.000”.    (“Beraja, Rubén Ezra s/ procesamiento”.  Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, Sala I, 07/08/2000).  

El reciente fallo absolutorio del TOF 3 será apelado ante la Cámara de Casación.

Lo cierto es que durante años críticos para el progreso de la causa AMIA, la querella de las instituciones judías siguió los dictados a Beraja y su entorno,  en apoyo incondicional al juzgado de Galeano, los servicios de inteligencia y el gobierno de Menem,  mientras florecían los negocios privados.    Y eso,  no hay prescripción que lo oculte.   








No hay comentarios:

Publicar un comentario