BRINDANDO SOBRE LOS ESCOMBROS

Entrada destacada

PERIODISMO DUTY FREE Y ANIMALES SUELTOS

Aquí están los periodistas a los que la DAIA les pagó un viaje a Israel en marzo 2018. El más alto en esta foto (bajo la leyenda "...

viernes, 12 de abril de 2019

Julian Assange y AMIA



 https://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-163172-2011-02-27.html

Con esta nota de tapa,  el 27 de febrero de 2011 Página/12 reveló información incluida entre miles de cables difundidos por Julian Assange y WIKILEAKS :  la embajada de los Estados Unidos tiempo atrás había presionado al fiscal Nisman para que dejara de lado la denuncia de las tremendas irregularidades de la causa AMIA (el verdadero encubrimiento).  El fiscal reportaba con asiduidad a la embajada,  y un influyente operador de la DAIA también asistía a la sede diplomática para reforzar la presión diplomática en pos del silenciamiento.  
La conmoción pública fue importante,  y la revelación impactó de lleno en la emparchada Historia Oficial de la causa AMIA. 

El brutal contragolpe se produjo al mes siguiente,  mediante la "denuncia" en el diario Perfil del periodista Pepe Eliaschev  -asesor de prensa de DAIA- ,  sobre la presunta intención de CFK y Héctor Timerman de brindar impunidad a los imputados iraníes (ver Mi nota en NUESTRAS VOCES sobre DAIA y Eliaschev ) .    Cuando el periodista tuvo que ratificar ante la Justicia lo publicado en "Perfil",  su declaración fue lamentable,  según transcribí aquí:
https://lacausamia.blogspot.com/2015/02/el-juez-rafecas-pulverizo-los-libelos.html  .

Seguramente la detención de Julian Assange será celebrada por muchos factores de poder que operan para mantener el secreto y la oscuridad. 




El cable de la embajada norteamericana del 22 de marzo de 2008,  señalaba que funcionarios norteamericanos habían “recomendado” durante los dos años anteriores al fiscal Alberto Nisman que se concentrara en investigar a los perpetradores del atentado a la AMIA y que no lo hiciera respecto de los que habrían cometido irregularidades en la investigación, es decir Menem, Galeano, Anzorreguy y Palacios entre otros. El pedido de detención de esos y otros imputados presentado por el fiscal el 22 de mayo de 2008 (respecto de lo cual luego se disculpó en la embajada), motivó al día siguiente un encuentro reservado entre el operador político de la DAIA Alfredo Neuburger y miembros de la embajada de Estados Unidos. Según el cable de Wikileaks, Neuburger les dijo a los funcionarios que el pedido de procesamiento a Menem y otros por el encubrimiento era en realidad "un intento del gobierno" kirchnerista de sacar de la tapa de los diarios el conflicto con el campo y la inflación, y transmitió a sus interlocutores en la embajada que la dirigencia de la DAIA estaba sumamente preocupada por que la causa AMIA "fuera nuevamente usada para dirimir cuestiones domésticas". 


Las revelaciones del cable de Wikileaks no deberían causar sorpresa. La actuación de Neuburger como principal operador político de la DAIA para tratar de impedir que se investigaran las maniobras irregulares de la causa AMIA arranca desde el mismo comienzo de las negociaciones entre Beraja y el menemismo.        Pero las gestiones de operadores como Nerburguer se volvieron mucho más necesarias para el grupo que propició la historia oficial desde que Néstor Kirchner resultó electo presidente de la Nación y de inmediato dio luz verde para avanzar en la investigación del encubrimiento.     Con De la Rúa todo había resultado fácil, y los dirigentes de DAIA hasta habían logrado la remoción de Nilda Garré al frente de la comisión de seguimiento de las investigaciones del atentado, apenas Garré comenzó a "molestar" revisando las irregularidades en la investigación, el encubrimiento, la pista siria y líneas locales.   

Pero a partir de mayo de 2003 la situación cambió: los garantes políticos del encubrimiento menemista-comunitario perdieron poder.  De ahí el pedido de presión a factores del exterior.

Como recordé en mi libro "Brindando sobre los Escombros (2012):     
   
"La escandalosa difusión por Página/12 a fines de febrero de 2011 de los cables que ubicaban a Neuburger en marzo de 2008 en tareas de “esclarecimiento” en la embajada norteamericana, tendría entonces su respuesta no menos resonante a través de una fuerte denuncia del periodista “Pepe” Eliaschev en el diario Perfil del 26 de marzo de 2011,  bajo el categórico título “Argentina negocia con Irán dejar de lado la investigación de los atentados”,  y la volanta de aclaración: “a cambio de mejorar las relaciones comerciales”.  El periodista citó en forma imprecisa un presunto documento “clasificado” entregado por el ministro de Relaciones Exteriores de la República Islámica de Irán, Alí Akbar Salehi, al presidente Mahmud Ahmadineyad,  infiriendo que el supuesto acuerdo fue negociado por el Canciller argentino Timerman con intermediación siria dos meses antes,  en la visita de Timerman a Siria los días 23 y 24 de enero de 2011.    “Según las conclusiones de la inteligencia iraní, que hace suyas la cancillería de Teherán, el gobierno argentino habría renunciado a llevar ante la justicia al actual ministro de Defensa, Ahmad Vahidi, y otros funcionarios iraníes sospechados de complicidad en esos episodios terroristas”,  sostuvo Eliaschev,  quien no olvidó referirse a “la sorprendente sentencia exculpatoria de la conexión local emitida por el Tribunal Oral Federal Número 3”,  fallo por el cual los jueces desnudaron las vergonzosas actividades de destrucción de pruebas y de sembrado de evidencias falsas.    El artículo publicado en Perfil  asignó total veracidad al misterioso “documento clasificado” y dio por buenos dislates jurídicos tales como que  “el informe que ha trascendido sostiene que para la inteligencia iraní ya es un hecho que, incluso si una tercera parte demandara secretamente la extradición de Vahidi, la Argentina lo rechazaría”,  o que el gobierno en privado habría conferido “un indulto”,  figura inaplicable a personas aún no condenadas”.  

Años después,  cuando la interna de la SIDE escaló y el lawfare asumió proporciones continentales,  Nisman presentaría su denuncia por encubrimiento contra CFK basada en gran medida en la nota de Eliaschev (que el propio Nisman en 2011 descalificó por absurda,  descabellada e inconsistente).

No hay comentarios:

Publicar un comentario